ÚLTIMAS NOTICAS

CRÍTICAS DE “THE THEORY OF EVERYTHING”

El biopic sobre el físico Stephen Hawkings se presentó con gran éxito en el Festival de cine de Toronto y aquí les compartimos algunas de las críticas ya publicadas de la cinta protagonizada por Eddie Redmayne y Felicity Jones.

Tim Gray (Variety): “La película ya está generando fuertes críticas y puede ser una contendiente en película y varios categorías técnicas, además de por supuesto nominaciones para Redmayne y Jones. Es una cinta elegante dirigida por James Marsh y con guión de Anthony McCarten. Todos los aspectos técnicos están muy cuidados y funcionan, incluyendo la banda sonora de Johann Johannsson y la fotografía de Benoit Delhomme. Nada es seguro, pero el año pasado Focus obtuvo múltiples nominaciones con “Dallas Buyers Club” y es muy probable que este año consiga el mismo resultado con este film. Sus ventajas: la película toca temas tales trascendentales como la resistencia humana, Dios, el tiempo, el amor y la termodinámica. ¿Qué más se puede pedir? Y tiene una gran historia de fondo”

Justin Chang (Variety): “Inspirador biopic dirigido con sensibilidad en torno a la figura del físico británico Stephen Hawking y su lucha de la mente sobre el cuerpo. Una historia de amor agridulce, modulada con buen humor y gusto, que nos hace recordar dramas sobre la discapacidad como “My left foot” o “The diving bell and the butterbly”. Marsh ha demostrado ser un estilista experto en los rasgos dramáticos y dota a su cinta de una gran riqueza de color y textura”

Scott Feinberg (The Hollywood Reporter): “La de Redmayne es una interpretación histórica, Felicity Jones está brillante y la cinta tiene una gran calidad. Dudo mucho que alguien pueda superar este año a Redmayne en la categoría de mejor actor. La cinta fue recibida con una tremenda ovación por parte del público. El filme tiene elementos que siempre han funcionado bien entre los académicos. ¿Historia real? ¿Biopic? ¿Película británica? ¿Película de época? ¿Historia de amor? También con otros elementos singulares que aborda, como que la ciencia y la religión se pueden dar la mano. Pero nada supera a la gran interpretación de Redmayne, que como mucho sólo puede recordar a la que hizo Daniel Day-Lewis con “My left foot” y que le dio al inglés su primer Óscar.”

ThePlaylist: “Lo que quizá más decepcione del film es que nos encontremos con lo que esperamos cuando su director, James Marsh, ha firmado anteriormente grandes y arriesgados documentales (“Man on Wire” o “Project Nim”). En términos de estructura, ritmo y desarrollo, la película mantiene un convencionalismo narrativo. Redmayne hace una interpretación más común en un veterano actor que en una superestrella emergente, aplastando todos sus papeles anteriores. La química con Felicity Jones es enorme. “The theory of everything” es posible que decepcione a los fans acérrimos de la ciencia de Hawking. Los momentos clave de su carrera no se pasan por alto, pero se contextualizan en torno a las dificultades personales de su vida privada, una vida a hombros de una mujer excepcionalmente valiente. Es un biopic repetitivo pero con una gran fotografía y dos interpretaciones memorables”

Hitfix.com: Los actores que se someten a transformaciones físicas extremas para los papeles dramáticos a menudo son sobrevalorados por esas mismas interpretaciones. Pero eso no puede suceder con la notable interpretación de Eddie Redmayne como Stephen Hawking en “The theory of everything”. Felicity Jones, que estuvo fantástica ya en películas como “Like Crazy” y “The invisible woman”, tiene que cargar casi con la misma losa que Redmayne. Ella impulsa narrativamente la historia y, junto con su director, tiene que contagiar al público de la simpatía y las emociones de su personaje, aunque no siempre derive en un final feliz”

The Guardian: “The theory of everything” está dirigida con estilo, pero le faltan pretensiones, algo a lo que nos había habituado James Marsh en sus películas pero que aquí decide ausentarse, presumiblemente calculando que es una historia suficientemente fuerte como para sostenerse sin humo y espejos. Redmayne hace una interpretación sorprendente y realmente visceral que puede compararse al de Day-Lewis en “My left foot”. Aunque Redmayne acapare la temporada de premios, Jones no debería irse a casa con las manos vacías. Una escena de ambos al final del film golpea con tanta fuerza al espectador que resulta hasta vertiginoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: